GALERÍA

Un recorrido mítico, un paraíso para los ciclistas, un entorno de alta montaña en una de las zonas más bonitas de Catalunya. Sinuosas carreteras entre hayedos, el verdor de los prados pirenaicos, la magia del románico.

UNA IMAGEN VALE MÁS
QUE MIL PALABRAS

PATROCINADORES